BUSCADOR

Búsqueda personalizada

Bernardo Reyes

General Bernardo Reyes

Nació en Guadalajara, Jalisco, en agosto de 1850. Inició allí sus estudios de abogacía, pero pronto los dejó para abrazar la milicia, en la que hizo brillante carrera por su carácter animoso y decidido, su don de mando y sus capacidades para administrar.
En 1885, poco después de obtener su grado de General, fue comisionado por el Gral. Porfirio Díaz para venir al Norte a hacerse cargo de la situación militar y política. Llegó a Monterrey como Jefe de las Operaciones, pero el 12 de diciembre de 1885 se hizo cargo del Gobierno de Nuevo León, por designación del Senado de la República, que consideró desaparecidos los poderes locales.
Desde entonces hasta el año de 1909, fue al árbitro de los destinos de los tres Estados fronterizos de Nuevo León, Coahuila y Tamaulipas. Por todo ese tiempo y a virtud de reelecciones sucesivas fue Gobernador de Nuevo León hasta el 25 de octubre de 1909 en que entregó el poder al Lic. Leobardo Chapa, Presidente del Supremo Tribunal de Justicia y con ese carácter Gobernador Interino.
Desde mediados de enero de 1900 hasta el 24 de diciembre de 1902 estuvo separado del Gobierno por haber pasado a la ciudad de México al desempeño de la Secretaría de Guerra y Marina y quedó en su lugar el Lic. Pedro Benítez Leal.
Entre los hechos notables de su Gobierno corresponde el primer lugar a la reforma educativa que contienen las diversas leyes de fecha 22 de diciembre de 1891, de las que la de Instrucción Pública revolucionó este ramo, en el que fue su consejero y colaborador el Ing. Miguel F. Martínez.
El 6 de noviembre de 1906, se promulgó en Monterrey la Ley sobre Accidentes de Trabajo, la primera sobre materia obrera que se dictó en la República Mexicana.
Al frente de la Secretaría de Guerra desplegó el Gral. Reyes activa y notable labor, habiendo sido la idea más original que allí desarrolló la creación de la Segunda Reserva del Ejército; pero aquello, que había de haber sido motivo de orgullo para el gobierno a cuya sombra se hacía y para su autor base de un prestigio bien cimentado, fue ocasión sólo de suspicacias y de intrigas, que, al desarrollarse, con el tiempo habían de motivar la separación del Gral. Reyes del Ministerio y su vuelta al Estado de Nuevo León.
En medio de sus múltiples y pesadas labores de gobernante y de militar se tomaba tiempo para escribir a lo que era afecto. En sus escritos se reflejan su temperamento fogoso y su gran talento. Alfonso Duclós Salinas (en "Méjico Pacificado"), lo reconoce como "polemista notable".
Siendo un joven Coronel de 29 años escribió un "Ensayo sobre Reclutamiento", en el cual quizá estaba ya en germen la idea de la Segunda Reserva, acerca de la cual su hijo el Lic. Rodolfo Reyes se expresa del modo siguiente: "avergonzado de nuestro sistema efectivo de reclutamiento (la leva), y sabiendo lo difícil que era implantar de golpe un sistema que suponía una equiparación de clases que no hemos alcanzado, buscó una institución intermedia que fuera educando a las clases sociales en el deber militar y que cooperara a la educación de los obreros". ("De mi vida.- Memorias Políticas". Tomo I, 1929).
En 1879 hallándose de guarnición en San Luis Potosí, como Jefe del 6o. Regimiento de Caballería, publicó "Conversaciones Militares" de la cual llegaron a hacerse hasta cuatro ediciones, la última en Monterrey, en 1907. Analiza en esta obra las diferentes cualidades que deben adornar al soldado y que son objeto de cada uno de sus capítulos, a saber: Moralidad, Ilustración, Dignidad, Disciplina, Valor, Abnegación, Honor, Deber, Fidelidad, Discreción, Clemencia y Espíritu de Guerra.
En 1900 se publicó en "México. Su Evolución Social" su ensayo "El Ejército Mexicano", tal vez su obra más importante, en la que, con el estilo arrebatado que le es característico, hace una historia de nuestro ejército y de sus principales acciones de guerra.
En 1903 publicó su estudio biográfico "El General Porfirio Díaz". Acerca de este libro su hijo el Lic. Rodolfo Reyes muy al tanto de sus intimidades, platica, en la obra que antes citamos ("De mi vida.- Memorias Políticas") que el General Díaz había encargado al Gral. Reyes le redactara sus memorias biográficas, y para ello le entregó un libro impreso en uno o pocos ejemplares, lleno de notas de su puño y letra.
Cuando vino el distanciamiento entre ambos militares, que motivó la separación del Gral. Reyes del Ministerio de Guerra y su regreso al gobierno de N. León, dice el Lic. Reyes lo siguiente: "Mi padre salió rápidamente a Monterrey, y el Gral. Díaz fue a ver a mi madre a los tres o cuatro días. Estaba yo en la casa, y, deslizándose la conversación formularia, preguntó el Gral. Díaz: "¿No dejó Bernardo un libro para entregármelo?".
"Mi inteligente madre reconoció al punto que recoger tan precioso documento era el objeto de la visita y me hizo una señal; por desgracia me pasó desapercibida e ingenuamente fui a buscar el libro y se lo entregué. Maté sin duda, grandes e interesantes datos para la Historia. Mi padre, después, con algunos datos que recogió, escribió una biografía del Gral. Díaz, demasiado parcial, nueva prueba de su nobleza, y éste hizo recoger toda la edición, para demostrar que nada quería de él, ni el aplauso".
Por fortuna, algunos ejemplares lograron escapar al secuestro, y todavía uno que otro pueden conseguirse.
Publicó además "Un bosquejo sobre la marcha de la Humanidad" (1890) bajo el pseudónimo que es al mismo tiempo un anagrama de Yosé de Banrrer; una "Biografía de Juárez", para los niños, en ocasión del Centenario festejado el 21 de marzo de 1906; y un folleto que escribió hallándose confinado en la prisión militar de Santiago Tlaltelolco el año de 1912, que salió a luz en octubre de ese año (Imprenta Lacaud) y que se titula "Defensa, que por sí mismo produjo el C. Gral. de División Bernardo Reyes, acusado del delito de Rebelión".
Contiene una justificación de la manera en que intervino en la política nacional después de separarse del gobierno de N. León, así como de su fracasado intento de rebelión que finalizó al darse preso en Linares el 25 de diciembre de 1911.


Quieres Saber Más:
http://www.iea.gob.mx/efemerides/efemerides/biogra/breyes.html

No hay comentarios.: